miércoles, 8 de julio de 2009

La Conspiración Alejandrina


La Trama

Hank Shapiro trabaja para el gobierno en una agencia un tanto especial: es un artista de la selección, un persona que tiene la potestad legal para dictaminar que obras de arte deben ser jubiladas y retiradas de la circulación.

En un futuro indeterminado, las leyes son severas: todo el arte y la creación que sea posterior al año 1900, debe ser revisada para dejar paso a los nuevos artistas. Como sea que se ha legislado en favor de lo nuevo, hay que dejar hueco. Y gente como Shapiro son los que dictaminan qué obras de arte deben ser retiradas, catalogadas, consignadas ern los archivos y, finalmente, destruidas.

Bajo el lema "El arte de este año es mejor que el del año pasado", todo el ámbito de creación vive en perpetua convulsión. Contrabandistas de discos y libros antiguos que deberían estar quemados, pastillas portentosas, una perra llamada Homer que habla, una mujer llamada Henry que está embarazada hace años, una serie de indios que todos son hermanos, se llaman Bob y tienen el mismo tipo de tienda a pie de carretera, un aerosol llamado Extremaunción que hace hablar a los muertos, una cura maravillosa para las heridas y una fuga a través de lo que fueron los EEUU y ahora son territorios desolados y separados los unos de los otros conforman el cuerpo inicial de la peripecia de Shapiro.

Y todo porque se vió tentado a escuchar un disco de un cow-boy cantante, Hank Williams, desoyendo sus deberes como seleccionador.

El autor

Se trata de Terry Bisson, un escritor de calidad con obras a sus espaldas como Pirates of the Universe, las conocidas El Quinto Elemento, Johny Mnemonic o They're Made Out of Meat.

Tiene en su palmarés premios como el Hugo, Nebula, Locus, Theodore Sturgeon o el Grand Prix de l'Imaginaire.

Ediciones

La de La Factoria de Ideas, muy reciente. Fácilmente adquirible en cualquier libreria o gran superfície.

Observaciones personales e intransferibles

Sinceramente, he reseñado éste libro por ser del autor que es, pero a mi me ha parecido un truño de mucho cuidado. La narrativa es farragosa y espesa y el hecho de combinar la acción real y la historia del porqué se ha llegado hasta el punto de quemar regularmente lo que hace poco parecía nuevo y ya se ha quedado anticuado para dejar paso a lo último, lo hace más pesado aún.

Se trata, a mi modesto entender, de un mal remedo del Farenheit 451 del gran Ray Bradbury, pero sin gancho, sin músculo, sin tensión. Todo el rollo de los alejandrinos queda desdibujado y mal explicado al final del libro, como si el autor se dijera "anda, si me quedan sólo veinte folios y aún no he aclarado nada" y hala, a intentar decir en tres líneas lo que no se ha sabido desarrollar en más de trescientas.

En fin, que a mi no me guste no quiere decir que a ustedes les desagrade. De hecho, a algunos de mis amigos les ha encantado. Ya me dirán, pero avisados quedan.

2 comentarios:

Black Arrow dijo...

Cuando leo que es un "truño" destripo el libro antes de ocurrirseme leerlo

Me vuelvo desconfiado y trato con pinzas el libro así calificado aunque el autor haya ganado el Nóbel u otros premios

Aparte:
Te deje una pequeña consulta en el tema de novela popular en España


Saludos

Miquel Gim�nez dijo...

Hombre, ya lo digo en la entrada. A mi me lo pareció pero, como sobre gustos no hay disputas y además a algunos amigos míos les hizo gracia, entendí que no era lógico que dejase de hablar de un libro por la única razón de que no me pareciese bueno.

De hecho, es la primera vez que hago una entrada hablando de algo que no me haya convencido. Suelo hablar de lo que me gusta, de lo que me parece reconemdable. Así que por una vez... aunque a mi me pasa lo mismo que a ti, cuando oigo que alguien me dice que tal cosa es pesada o no tiene los mínimos, uf! me entra una pereza enorme y me cuesta leerla.

De todos modos, el mejor juez es uno mismo.

Un abrazo y voy a ver la entrada a la que haces alusión. ^OO^