viernes, 10 de julio de 2009

Vidocq


Cuando el policía es un ladrón

Así es, basado en hechos reales, el personaje de Vidocq, creado literiamente por Arthur Bernède, nace en 1775 y se inicia desde su tierna infancia en el arte del robo. Amante de los duelos, especialmente si el motivo es una mujer, Vidocq se enrolará en el ejército, desertará, ingresará numerosas veces en prisión, se evadirá, evidentemente, y acabará redimiendo su pasado convirtiéndose en un poderoso personaje al servicio de la ley.

Si examinamos el caso bajo la más cruda lógica, quién mejor que un ladrón para capturarlos?
La Trama

La película nos ofrece la imagen de un Vidocq ya maduro, ex ladrón y convertido en el más valioso colaborador de la policía. A los pocos instantes del inicio, Vidocq cae asesinado por el villano más temible que ha azotado París: El Alquimista. Un ser diabólico que oculta su rostro tras una máscara dorada que tiene el poder de absorber las almas de sus desdichadas víctimas.

En el agitado París, que vive las vísperas de la segunda revolución, los asesinatos del Alquimista sacuden desde la alta sociedad hasta los barrios más bajos. En medio de éste desorden, un joven periodista llamado Etienne Boisset está decidido a encontrar todas las respuesta, afirmando que es el biógrafo oficial de Vidocq. Boisset afirma que si el Alquimista ha asesinado a Vidoq, es porque éste se encontraba muy cerca de encontrar la solución a las misteriosas muertes de tres poderosos personajes y de la misteriosa desaparición de numerosas muchachas vírgenes.

Qué tienen que ver ambos sucesos? Quién se esconde tras la máscara de muerte del Alquimista? Encontrarán alguna pista en el escondite secreto de Vidocq, o en algún burdel selecto, o acaso en un fumadero de opio?

Devoren éste film, que tiene algunos - y digo bien, en plural - finales sorprendentes.

El Film

Vidocq es interpretado magistralmente por Gerard Depardieu, acompañador por la bellísima y eficaz Inés Sastre. Completan el más que correcto reparto de secundarios Guillaume Canet, Andre Dussolier, Isabelle Renauld, Jean-Pierre Gos o Jean-Marc Thibault entre otros.

El guión corre a cargo de Jean-Cristopher Grange y la dirección es del grande, grande, grande Pitof, que se sale de madre. No en vano recibió en el Festival de Sitges del 2001 cinco premios, incluido el de mejor película, mejor director, mejor música, mejor maquillaje y mejores efectos especiales que, por cierto, son brutales.

Ediciones

La de Manga Films, correctísima, y con materiales adicionales.

Un consejo

Si saben francés, les sugiero que se hagan con el volumen editado por Bayard y escrito por el antes mencionado Arthur Bernède, que lleva por título "Vidocq" y que nos muestra los orígenes y peripecias de éste gran personaje. Es fácil de adquirir en Amazon.France.